Archivo de la etiqueta: Igualdad

Golpe de estado social

Llevo días pensando en lo que le está pasando a mi país, España, Catalunya, llámenlo como quieran, pero desde luego la vergüenza que siento de vivir aquí es cada vez mayor. Parece ser, que tenemos instaurado un sistema de partidos políticos donde todos damos por hecho que nos roban, y no pasa nada.

 

Hace pocos días nos despertábamos con la noticia de que CiU debía pagar por Millet en el cas Palau, por que un juez  considera que Millet en parte usaba el dinero ilícito para financiar a Convergencia. La acusación es gravísima, pero nadie se responsabiliza de nada.

También hace relativamente poco, descubrimos que el ex-Conseller de Governació de ERC, Sr. Ausas, se dedica al contrabando de tabaco entre Andorra y España. Podríamos hablar del caso Gürtel, del Palma Arena, de Marbella, de Carlos Fabra, Urdangarín, de Filesa, de Bartu Muñoz, Prenafeta y Alavedra, la Consejeria de Empleo Andaluza, y cientos de casos donde el dinero público ha servido para enriquecer bolsillos privados de gestores públicos. Lo realmente cruel, es que ni siquiera protestamos y nos levantamos ante estas situaciones, por que damos por hecho que independientemente del partido en el que militan, nuestros gestores públicos usan a su conveniencia sus cargos para enriquecerse.

A mi criterio, o se limpian los partidos de toda esta “chusma” y empiezan a denunciarse actitudes ilícitas desde dentro de las propias filas, o el futuro de los partidos es tan negro como el de la economía del país. No es hora de callar y mirar hacia otro lado ante estos problemas, ni de acusar al de enfrente y callar sobre los tuyos. Hay que limpiar, partir de cero.

Estos mismos gestores públicos, en muchos casos, se han dedicado a inaugurar una tras otra obras faraónicas y a invertir el dinero público sin ningún tipo de criterio de sostenibilidad, y ahora tenemos aeropuertos sin aviones, polígonos fantasmas promovidos por empresas públicas, teatros y auditorios municipales y autonómicos sin programación, prisiones sin inaugurar, Hospitales con plantas enteras cerradas, etc. ¿Y en quien recae la responsabilidad? En los de siempre. Subimos los impuestos al pueblo, le implantamos copagos sanitarios o educativos para pagar deuda y intereses de la misma, deuda generada por la mala gestión de los que han visto como ellos mismos, amigos y familiares suyos se enriquecían, y ni siquiera tienen en muchos casos la vergüenza y la decencia de dar un paso al lado, y apartarse de la gestión pública, si no que pretenden seguir llevando al abismo al país y a sus mismas organizaciones.

Por favor, plántese ante tal atropello a la democracia. ¿Cómo podemos no plantarnos ante el robo de dinero público? Este mal es tan endémico y supone tanta lacra en España, como otros a los que se ha creado una Ley específica como la Violencia de Género o el Terrorismo. El Ministro de Justicia, en vez de preocuparse de los ovarios de las mujeres en cinta, debería proponer una nueva Ley contra la estafa y mala gestión pública, que fuera lo suficientemente dura y exigente con nuestros mandatarios, como para que ninguno se planteara infringirla, y recibiera un duro castigo si lo hiciera, y la ciudadanía pudiera recuperar la confianza en la democracia y el sistema de partidos políticos.

Aún así, los ciudadanos somos culpables de no plantarnos ante la situación actual, y dar un golpe de estado social o revolución social, que limpie las instituciones, acerque la política a los ciudadanos y preserve los intereses del colectivo por delante de los intereses de los partidos por seguir empoderados. Esa revolución parte de cada uno de nosotros, y de esa, somos los únicos responsables.

Ver y hacer comentarios en Facebook

Deja un comentario

Archivado bajo Cocreación, Política

Orgullo gay, orgullo de todos

El pasado fin de semana se celebró en Madrid bajo el lema “Por la diversidad, todas las familias importan” la tradicional manifestación festiva para celebrar el día del Orgullo gay. Este año, no sólo se celebraba lo que se venia haciendo tradicionalmente, sino que además, se celebraba el primer aniversario de la entrada en vigor de la nueva ley de matrimonios de personas del mismo sexo.

Esa ley, no sólo representa la igualdad de derechos para personas que no gozaban hasta ahora de la opción de constituirse como familia, sino que representa una amplitud de derechos para todos los españoles que por fin podremos optar libremente por cualquier opción sexual sin que eso suponga menoscabo del resto de derechos.

Todos debemos sentirnos orgullosos de esa situación, y es importante que la manifestación celebrada en Madrid tuviera la presencia de más de un millón y medio de personas, muchas de ellas heterosexuales, que se alegran de vivir en un país más libre. Particularmente, eché de menos en las fotos a más representantes políticos, pero hay que felicitar a los que allí estaban: la ministra de cultura Carmen Calvo, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Trinidad Jiménez, y el líder de IU, Gaspar Llamazares. Como es de costumbre, no había ningún líder del principal partido de la oposición, parece ser que el colectivo manifestante no merece tanto su atención y apoyo, como la Conferencia Episcopal y la Asociación “Española” de Víctimas del Terrorismo (las comillas se deben a que la Asociación ya no aglutina a todas las de España, sino que la mayoría se han desmarcado de ésta por su falta de neutralidad política).

Los retrogados de siempre y los integristas católicos, son los únicos que no entienden que la sociedad avanza a un ritmo, que ha de seguir la legislación para cubrir los derechos esenciales de la ciudadanía. En ese sentido, en España hemos avanzado más en dos años que en los últimos treinta. Por fin hay familias que pueden serlo de ley, y no sólo de facto. Por fin algunos niños que tenían dos padres o dos madres, de facto, pero sólo uno a nivel legal, pueden llevar los apellidos de sus dos padres o madres y tener el resguardo legal de ser reconocido como hijo de éstos para cualquier circunstancia.

Como se desprende del informe jurídico titulado Familias diversas y sus derechos de la abogada Mónica Oltra, la familia española ya no es la de la serie “Cuéntame” de TVE (usando su mismo ejemplo). Ahora, las familias son de diversa índole, hay familias homoparentales, las hay monoparentales, las hay sin hijos, las hay de segundas nupcias y de muchas otras características. Y los mismos, que no aceptaban el divorcio hace veinte años, aunque ahora hacen uso de él, no aceptaban el aborto en ningún caso, no entienden que la lacra del SIDA en África (o en cualquier otro lugar) podría solventarse en gran mesura enseñando a la población a usar el preservativo, son los mismos que pretenden hacernos creer que la única familia posible es la de ese retrato que se hacía en la serie de TVE de la familia Alcántara. Siguen atascados en la sociedad de hace treinta años, y muchas veces parecen querer imponer como se hacía hace treinta años.

Pero pese a éstos, pese a los que viven todavía en el letargo, nos hemos de felicitar todos los españoles, por haber conseguido situarnos a la altura de democracias consolidadas, como la holandesa, en la igualdad de derechos. Ahora sólo nos falta que la parte de la sociedad que todavía no ha sido capaz de avanzar al ritmo que lo hace el resto por fin entienda, y los líderes del partido que planteó un recurso al Tribunal Constitucional en contra de esa ley, sean capaces de asumir que muchos de sus propios militantes o simpatizantes quieren esa amplitud de derechos.

Quisiera finalizar estas líneas felicitando al juez de la Audiencia Nacional Grande-Marlaska, que el pasado domingo 25 de junio, hizo pública en una entrevista a El País Semanal su condición de homosexual. Demostraciones como ésta son importantes para la sociedad civil, y es bueno que personas que están en plena línea mediática salgan del armario para que los que hoy todavía tienen reticencias, se den cuenta de la normalidad de esa opción sexual.

Deja un comentario

Archivado bajo Política

¿Somos una sociedad racista?

El 21 de Marzo se celebró el día mundial en contra del racismo y la xenofobia. Últimamente, parece que se habla más a menudo de racismo, a raíz de lo vivido en algunos campos de fútbol.

Tendemos a minimizar esas acciones, siempre con la excusa de que es un grupo reducido de gente, que no representan un colectivo. Pero, ¿es eso cierto?

Para empezar es preocupante el hecho de que cada día mueran personas que intentan llegar a Europa en patera o cayuco, es igual como lo llamen, y las autoridades europeas se lo miren desde la barrera. A veces da la sensación de que usamos el eufemismo subsaharianos para estos muertos, para que no parezca que de esos muertos que pasamos, lo hacemos porque son negros.

Dicen que en lo que va de año podrían ser más de 1.750 muertos, ¿que pasaría si estos muertos fueran yanquies o europeos? Primero, seria una tragedia mundial, todos los medios de comunicación hablarían todos los días y a todas horas de ese hecho. Además, si fueran americanos del Norte casi con toda probabilidad se entraría en algún conflicto bélico para solucionarlo, o al menos se forzarían presuntas soluciones al problema.

Por otro lado, una vez estas personas, las que lo consiguen, se incorporan a nuestra sociedad, no hacemos más que englobarlos en un grupo que queremos que sea lo más homogéneo posible, independientemente de sus diferencias personales, porque nos interesa orientarlos a todos de forma conjunta hacia aquello que interesa más al lugareño. ¿Cuantos abogados negros veis ejerciendo, o comerciales, o directores de empresas? No, para ellos reservamos aquel futuro que no quiere nadie, aquel puesto de trabajo que no podeos cubrir con nacionales.

No todas las personas que llegan a nuestra sociedad desde la misma situación cultural, pero nos interesa que parezca que sólo vienen perfiles de gente sin estudios, para que no nos hagan sombra en nuestro desarrollo profesional de blancos, sino que sean siempre un grupo que se especialice en aquellos trabajos que nadie quiere realizar.

Si, empecemos por reconocerlo, es el primer paso. Somos una sociedad racista, y lo que vivimos en los campos de fútbol es un reflejo de lo que somos. Si queremos subsanarlo debemos empezar a educarnos en la diferencia, debemos empezar a ver a cada persona por sus acciones, etc., y no englobarlo por su origen o color de la piel, debemos de denunciar cualquier actitud racista de que seamos testigos, y por otro lado, debemos dejar de usar eufemismos para referirnos a palabras que no deben tener connotación racista, sino que meramente ha de ser descriptiva, e incluso a veces no debieran ni servir para eso. ¿Que variaría una noticia por decir “Han muerto 1750 personas en el atlántico” a decir que “Han muerto 1750 subsaharianos”?

Deja un comentario

Archivado bajo Competitividad Regional, Política

Emprender es cosa de mujeres

Actualmente, nos encontramos que cada vez son más las mujeres que se deciden por emprender, y dedicar su vida laboral a crear su propia ocupación. Nos encontramos lejos todavía de conseguir que los ratios de mujeres empresarias sean similares a los de los hombres, y por eso todavía nos encontramos con muchas dificultades, muchas de ellas culturales, a la hora de que una mujer se decida con firmeza por esta opción.

Aun cuando desde la UE y el resto de administraciones públicas se intenta hacer un esfuerzo llevando a cabo programas con acciones positivas que fomenten dinámicas igualitarias de cara a que la mujer esté presente en todos los ámbitos de la vida laboral, todavía hay ciertos aspectos culturales, que parecen de lenta solución que tienen en España, en clara desventaja respecto a otros países en este aspecto.  Posiblemente los más de 40 años de dictadura divino-paternalista sufridos nos hacen ir a la cola de Europa en ese aspecto.

Parece mentira ver, como en profesiones de las que la mujer tiene un porcentaje muy alto de participación tradicionalmente, como por ejemplo peluquerías o cocina, los empresarios o figuras más conocidas del sector sean hombres, como Llongueras o Ferran Adrià, y sin duda esto se debe a un problema cultural que asocia al hombre al éxito en los negocios. Parece que sea más “cool” un hombre líder que no una mujer, aun cuando esta sea mucho mejor profesional que el hombre.

Sólo hace falta hacer una visita por algunas Escuelas de Negocio, como ESADE o IESE, por ver que la mayoría de los alumnos futuro empresarios o directivos, son hombres, y lo que todavía es más preocupante, lo son también la mayoría de profesores. Esto puede dar una sensación equivocada de que los expertos en determinadas materias deben traer americana y corbata. Es como si el sexo, debiera formar parte de l’estereotipo de experto o de persona con éxito.

Hace poco me comentaba una profesora de unos de estos cursos, que había dejado de dar clases en algunas escuelas porque estaba harta de tenerse que pasar la primera media hora de cada clase ganándose el respeto de los alumnos, cosa que no les sucede a sus compañeros de profesión.

Sin ir a tan altas esferas como las escuelas de negocios, día a día nuestras emprendedoras deben convivir con actitudes machistas, como la no contratación para trabajos que se asocian tradicionalmente a los hombres, como me comentaba una de ellas. Ha tenido que cerrar su negocio de reformas de domicilios, porque las personas no le contrataban por no generarles confianza una mujer en ese trabajo. Lo peor de todo,  es que muchas veces quienes le transmitían ese motivo eran también mujeres.

¿Cómo generar el emprendimiento entre las mujeres?

En primer lugar, deberíamos plantearnos la creación de figuras empresarias de éxito, del mismo modo que los medios de comunicación y las campañas de marketing han creado los modelos masculinos. La mujer debe sentirse identificada con los modelos de éxito, de cara a que pretenda imitarlos y enriquecerse personal y profesionalmente a través del autoempleo. Para ello es necesario no sólo la creación de estos modelos desde una perspectiva de género, sino darles cabida a las mujeres en las escuelas de negocio, que en estas escuelas se imponga la paridad entre los profesores, contar con expertas en medios de comunicación y mesas redondas que habitualmente están copadas de hombres con americana, corbata y gomina, y que de una vez se tenga en cuenta la cuestión lingüística para no marginar a la mujer en esos ambientes. Palabras como Directivo, Empresario, Emprendedor, Director, Delegados, etc., deben dejar de usar el masculino siempre, para usarse desde una perspectiva genérica, que no excluya a la mujer del término.

¿Cuestiones culturales que se deben corregir?

Aún sabiendo que será tarea difícil, debemos trabajar en que las nuevas generaciones entiendan que la conciliación de la vida laboral y de los hijos, no es tan sólo un problema femenino. Tradicionalmente las mujeres han sido las encargadas de cuidar a los hijos, de estar siempre pendientes de ellos, pero debemos empezar a implicarnos los hombres mucho más en estos aspectos de lo que lo hemos hecho. ¿Por qué nosotros podemos tener derecho a una vida profesional plena, y no nuestras parejas? Este es un problema que ira solucionándose a medida que las nuevas generaciones vayan perdiendo la perspectiva del tradicionalismo, pero que va a ser un camino duro, y tortuoso sin duda, ya que se trata de cambiar una construcción afianzada desde hace miles de años en nuestra sociedad que parte del modelo judeo –cristiano, en que la madre es responsable del cuidado de sus hijos.

¿Con que datos contamos?

Según el informe GEM sobre Emprendimiento en la Unión Europea, cada vez disminuye más la orquilla del diferencial entre las mujeres y los hombres que emprenden en España. Cada vez son más las mujeres que deciden emprender, y además, el porcentaje de supervivencia de las empresas iniciadas por mujeres es mayor al de las empresas que crearon hombres a partir de los 5 años.  A este dato, podemos unir el hecho de que la mayoría de los microcréditos (cerca de un 80%) destinados a emprender que se están dando desde la Obra Social de las diferentes Cajas de Ahorro están dándose a mujeres emprendedoras. De este modo, parece evidente que si en el futuro conseguimos dotar del prestigio social que se merecen estas personas, conseguimos crear iconos de éxito femeninos en los negocios, todavía esta práctica será más común entre las mujeres españolas.

Deja un comentario

Archivado bajo Competitividad Regional, Política