¿Queremos ciudades dormitorio?

El gran proceso de expansión de superficies comerciales fuera de las ciudades, unido al crecimiento del precio de la vivienda, que ha producido un efecto de salida de las grandes ciudades, como Barcelona, Madrid, Valencia a ciudades de su periferia, esta produciendo un crecimiento desproporcionado de éstas, además de una desertización de sus calles durante muchas de las horas del día.

La situación del precio de la vivienda es algo que tiene difícil solución, y lo que es peor, pocas soluciones que no sean negativas para alguien, ya que una rebaja en los precios, seria muy dura para aquellos que tienen su vivienda hipotecada por una entidad financiera; y que los precios sigan al alza dificulta el acceso a aquellos que todavía no disponen de ella.

En lo que si podemos trabajar de forma más inmediata y con mayores garantías de éxito, y desde los gobiernos estatales, autonómicos y locales debiera ser imprescindible hacerlo, es en dotar de vida a estas nuevas ciudades de las áreas metropolitanas, potenciando el comercio local, y limitando la creación de nuevas superficies comerciales que no son más que operaciones inmobiliarias de las grandes constructoras. En Catalunya ya se dispone de legislación autonómica para la fijación de esos límites, y eso está ayudando en parte a que sea una de las comunidades autónomas en las que hay menos Superficies comerciales por número de habitantes, y que no esté desapareciendo el comercio local, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer.

Además, las administraciones locales también deben “mojarse”. Sí, deben decidirse por un modelo de ciudad dinámica, deben hacer una apuesta en ese sentido sin temer el posicionamiento de la oposición. Bajo mi punto de vista, éste no puede ser un debate ideológico, y debiera ser denominador común de todas las fuerzas políticas a nivel local, el potenciar el desarrollo económico y el comercio local de modo que las ciudades no pierdan vida, habiendo ganado población, y no pasen a ser ciudades dormitorio. Para esto, es necesario no sólo que los equipos de gobierno locales desarrollen un plan estratégico, de forma transversal entre las áreas de urbanismo y promoción económica y comercio, sino además que éste sea de consenso y apoyado por todas las fuerzas políticas.

Estos acuerdos y planes estratégicos pasan por la peatonalización de las zonas comerciales de la ciudad, dotar de parking gratuito o semigratuito esas zonas (por ejemplo con rebajas por compra en comercios adheridos a las asociaciones), ordenanzas municipales que limiten actividades en las zonas comerciales de la ciudad, tales como entidades financieras, despachos profesionales e inmobiliarias, entre otras, de las que están ya plagadas estas zonas, y potenciar el comercio de proximidad.

Además, se deben promocionar el alquiler de los locales, y los ayuntamientos deben intervenir en los casos de locales vacíos en zonas comerciales para que esto no suceda. El comercio es la imagen de nuestra ciudad, y es intolerable locales que perduren vacíos como puro elemento de especulación inmobiliaria.

El objetivo último debería ser la creación de entidades de gestión de las zonas comerciales de la ciudad, de las que formen parte Ayuntamientos y Asociaciones de comerciantes, esto significa que ambas entidades deben invertir en un frente común, y que estas entidades gestionen de forma profesional las áreas comerciales, del mismo modo que se hace en los centros privados, y los comercios deben ser conscientes de que su inversión en esa línea, va a ser la única manera de optar a la supervivencia, delante de los centros comerciales.

El otro gran punto que no se debe obviar en este desarrollo es el de que las zonas comerciales de nuestras ciudades tengan la oferta similar a la de los grandes centros comerciales, es decir, los comerciantes no deben tener miedo a situarse al lado de un Zara, por ejemplo. Al contrario, si soy un comercio de ropa con el mismo público objetivo que Zara, estar a su lado me garantiza que continuamente van a estar circulando por las inmediaciones de mi tienda mis clientes potenciales, lo que va a favorecer a mis ventas sin ninguna duda. La oferta de nuestro comercio local debe parecerse al máximo a la demanda de nuestros ciudadanos, y esto pasa por ofrecer también los comercios y los lugares de ocio, que con éxito ofrecen los Centros Comerciales.

Deja un comentario

Archivado bajo Competitividad Regional, Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s